Alexa-Grasso

En polémica Resolución Mayoritaria y frente a un monumental abucheo, Carla Esparza se lleva la victoria sobre la mexicana.

La celebración mexicana que se vivía en la Arena Urbe de México con el regreso de la UFC se vio manchada por una polémica resolución en la riña entre Alexa Grasso y Carla Esparza, combate donde los jueces dieron por ganadora a la estadounidense frente a una gran rechifla del público mexicano.

Y es que desde el primer round Alexa Grasso cargó con el peso del combate, primero a ras de suelo, entonces en el intercambio de golpes, mas siempre y en toda circunstancia planteando el combate, algo que no apreciaron los jueces.

momento-en-que-los-jueces

Aun, en el tercer capítulo estuvo a puntito de conseguir el triunfo con una palanca al brazo, mas Esparza jamás se rindió y se sostuvo en la riña para llevarla hasta las últimas consecuencias.

Los jueces dieron veintiocho-veintiocho, veintinueve-veintiocho y veintinueve-veintiocho para conceder el triunfo a Extienda, provocar un monumental abucheo y provocar las lágrimas de Alexa Grasso, quien se fue del octágono con la impotencia en el semblante.

Anterior al combate de Alexa Grasso, el asimismo mexicano Brandon Moreno protagonizó el instante controvertido de la noche frente al ruso Askar Askarov, que llegaba invicto (diez-cero) en un combate que prometía mucho y no defraudaría, si bien sí lo hicieron los jueces.

‘The Assassin Baby’ hizo el desgaste preciso y parecía haber sido suficiente para llevarse el triunfo, mas el ruso asimismo tuvo instantes concluyente y al final todo se definió con un empate dividido (veintiocho-veintiocho, veintinueve-veintiocho y treinta-veintisiete), frente al descontento de Moreno y toda la Arena Cd. de México.

Irene Aldana tuvo un difícil segundo ataque, mas solo eso y consiguió hacerse de la victoria por Resolución Unánime sobre la brasileira Vanessa Melo, quien venía de padecer con la báscula, lo que le costó el treinta por ciento de su bolsa, cantidad que se fue al bolsillo de Aldana.

La tapatía pudo de esta manera celebrar feliz su regreso tras 6 años sin batallar en la Urbe de México.

Martín Bravo arrancó de forma trágica las estelares, puesto que padeció un increíble nocaut por la parte del estadounidense Steven Peterson. Fue tal el impacto de derecha, que Peterson se arrodilló con el llamado Toro para poder ver su estado de salud.

Al final del combate, uno de los jueces pareció tener problemas con su tarjeta en una de las esquinas y tardó antes de entregarla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.