Greta-Thunberg

Greta Thunberg tiene un mensaje para los líderes mundiales en las Naciones Unidas esta semana: «Los vamos a estar observando». Hablando en la Cima de Acción Climática en la ciudad de Nueva York, Thunberg agregó: «Todo esto está mal. No habría de estar acá. Habría de estar de regreso en la escuela, del otro lado del océano».

Pero, Greta Thunberg, de dieciseis años, trata de persuadir a los políticos de que se tomen de verdad el cambio climático y de hacer algo para detener una tendencia al calentamiento global que afectará a los pequeños del planeta más de lo que afecta a cualquiera que esté en nuestros días en el poder.

00-story-greta

En un alegato apasionado, Thunberg les afirmó a los que ocupan el cargo: «Ustedes vienen a nosotros, jóvenes, en pos de esperanza. ¿De qué manera se atreven? Han robado mis sueños y mi niñez con sus palabras vacías, y no obstante soy uno de los agraciados «La gente está padeciendo. La gente muere. Ecosistemas enteros están colapsando».

Al decir que el planeta está ahora en las primeras etapas de una extinción masiva, Thunberg criticó a quienes todavía charlan de la crisis en concepto de dinero y desarrollo económico.

«¿De qué manera te atreves?» preguntó nuevamente, poco a poco más sensible conforme la audiencia aclamaba en la Cima de Acción Climática dos mil diecinueve.

Citando más de treinta años de estudios científicos y advertencias de que los gases de efecto invernadero y otros factores estaban estableciendo una nueva tendencia ambiental peligrosa, Thunberg criticó a los políticos por no desarrollar soluciones y estrategias para enfrentar esa amenaza.

«Afirmas que nos escuchas y que comprendes la emergencia. Mas no importa qué triste y enojado esté, no deseo pensar eso. Por el hecho de que si verdaderamente comprendiste la situación y todavía no actuaste, entonces estarías maldad. Y eso me niego a opinar «.

Greta Thunberg entonces ahondó en un aspecto de un plan internacional actual, que incluye el propósito de reducir los niveles actuales de emisiones a la mitad en los próximos diez años.

Mas ese plan, afirmó, solo ofrece un cincuenta por ciento de posibilidades de sostener la tendencia al calentamiento bajo uno con cinco grados centígrados.

«El 50 por ciento puede ser admisible para «, afirmó Thunberg, ya antes de contar los muchos supuestos que subyacen a la estimación y los retos que podrían frustrar el éxito.

«Asimismo esperan que mi generación absorba centenares de miles de millones de toneladas de CO2 del aire con tecnologías que apenas existen. En consecuencia, un peligro del cincuenta por ciento sencillamente no es admisible para nosotros, , que debemos vivir con las consecuencias».

El alegato de Greta Thunberg en una conferencia climática de la Organización de la Naciones Unidas en el mes de diciembre pasado prosigue atrayendo a los espectadores, capturados por su tono directo y la claridad de su análisis de un tema complicado. Para el alegato del lunes en la ciudad de Nueva York, el activista sueco compartió el escenario con el secretario general de la Organización de la Naciones Unidas, António Guterres, quien encomió al movimiento juvenil por crear conciencia sobre la acción climática.

En sus comentarios, Greta Thunberg acusó a los políticos de pretender que los serios problemas climáticos del planeta pueden resolverse con soluciones técnicas y «lo habitual».

Para apoyar su punto, citó un informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, que concluyó que a fin de que el planeta conserve su mejor ocasión de lograr la meta de quince grados, los países tenían un «presupuesto total de carbono» de cuatrocientos veinte gigatoneladas de CO2. a inicios de dos mil dieciocho, lo que quiere decir que, en conjunto, los países no deberían sobrepasar esa cantidad.

«El día de hoy, esa cantidad ya se ha reducido a menos de trescientos cincuenta gigatoneladas», afirmó Thunberg, y añadió que a las tasas de emisión actuales, el presupuesto de carbono establecido por el IPCC «va a desaparecer por completo en menos de 8 años y medio».

Greta Thunberg agregó: «No va a haber ninguna solución o bien plan presentado on-line con estas cantidades acá el día de hoy, por el hecho de que estos números son demasiado incómodos y aún no eres suficientemente maduro para decirlo como es».

Para aquellos que ejercitan el poder, el activista dijo: «Nos fallas, mas los jóvenes están empezando a entender tu traición. Los ojos de todas y cada una de las generaciones futuras están sobre ti. Y si escoges fallarnos, les digo: jamás vamos a perdonar .»

«No permitiremos que te salgas con la tuya», añadió. «Justo acá, ahora es donde trazamos la línea».

Thunberg concluyó sus comentarios diciendo: «El planeta despierta. Y se aproximan cambios, les guste o bien no».

En un signo de su creciente prominencia, los comentarios de Thunberg en la cima climática antecedieron de manera inmediata a los alegatos de líderes como el Papa Francisco y Jacinda Ardern de N. Zelanda.

El presidente Trump hizo una visita sorpresa al mismo auditorio donde charló Thunberg, mas el presidente de los USA llegó poco una vez que concluyera sus comentarios, entrando mientras que charlaba el primer ministro de la India, Narendra Modi.

Poco tras el alegato, Thunberg y otros jóvenes presentaron una protesta legal contra 5 países, diciendo que su papel en el cambio climático ha violado un acuerdo extensamente ratificado de la Organización de la Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los pequeños.

«Yo y otros quince pequeños de todo el planeta presentamos una protesta legal contra cinco naciones por la crisis climática mediante la Convención sobre los Derechos del Pequeño de la Organización de la Naciones Unidas», afirmó Thunberg por medio de Twitter. «Estas cinco naciones son los mayores transmisores que han ratificado la convención».

Esos países son Francia, Alemania, Brasil, Argentina y Turquía; Se les acusa de no frenar las emisiones y fomentar los comburentes fósiles, pese a ser siendo conscientes de los peligros del cambio climático. En contraste a la mayor parte de los otros signatarios de la convención, los 5 países asimismo han aprobado un procedimiento para percibir protestas sobre posibles violaciones.

E.U. ha firmado el tratado de la Organización de la Naciones Unidas, mas jamás lo ha ratificado. Cuando Somalia y Sudán del S. ratificaron la convención en dos mil quince, eso dejó a los USA solos al no formar parte en el pacto de derechos humanos.

Los jóvenes activistas anunciaron su protesta en una rueda de prensa en la sede de UNICEF en la ciudad de Nueva York, justo del otro lado de la calle del edificio de la Organización de la Naciones Unidas donde Thunberg charló ya antes.

Los menores tienen entre ocho y diecisiete años y proceden de doce países diferentes. Incluyen a Alexandria Villaseñor, de catorce años, de Nueva York, quien afirmó que los países que apoyaron la convención del Derecho del Pequeño habían firmado un contrato cuando se comprometieron a «dejar un planeta digno de heredar» para las generaciones futuras.

«Usted está infringiendo ese contrato y estamos acá para cobrar», afirmó Villaseñor.

Si bien UNICEF organizó la rueda de prensa, no está implicado en la protesta. En cambio, es manejado por el bufete Hausfeld con sede en Washington y el conjunto Earthjustice.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.