Sofía Otero, que consiguió llevar a juicio al cronista por una demanda de violación, afirmó: «Yo creía que violación era en la calle, en un descampado, de un ignoto, y no me entraba en la cabeza que una relación permitida pudiese tener una violación»

Sofía Otero, la joven componente que denunció por violación al cronista Lucas Carrasco y consiguió llevarlo a juicio, se refirió a la condena de 9 años preparada el día de ayer por la juez Ana Dieta De Herrero, exactamente la misma jueza que integró el tribunal que condenó al vocalista Cristian Aldana por «abuso sexual gravemente insultante y corrupción de menores».

«A mí no me violó La Cámpora ni el kirchnerismo, sino más bien un tipo que tenía mucho poder», apuntó Otero en relación con Carrasco y, en declaraciones radiales, reconoció estar «sorprendida» por el fallo judicial. «Estoy bien. Aún sin caer. Viví muy apacible el juicio, en contraste a que fue tortuoso el proceso precedente», afirmó.

sofia-otero

Sofía Otero, una de las denunciantes por violación contra Lucas Carrasco

«Yo creía que violación era en la calle, en un descampado, de un ignoto, y no me entraba en la cabeza que una relación permitida pudiese tener una violación», consideró la mujer, y agregó: «Cuando llego a la UFEM (Ministerio Público Fiscal), que es un espacio al que aconsejo ir para denunciar, ahí me explicaron que eso era violación».

El cronista y blogger conocido por haber participado en el programa de TV seis con siete, fue condenado a 9 años de cárcel por el delito de «abuso sexual agravado por acceso carnal». La condena puede marcar un ya antes y después por el hecho de que 2 mujeres (una segunda persona prefirió sostener en reserva su identidad) lo denunciaron por haber ejercido violencia sexual en el marco de relaciones íntimas permitidas.

lucas-carrasco

El periodista Lucas Carrasco, durante el juicio

«Yo relato (a lo largo del juicio) un sexo no permitido con violencia y una segunda una parte de sexo al que accedo por intimidación», resaltó Otero en radio El Destape. Y añadió: «No estábamos enfocados en el monto de la pena, mas deseábamos que el Poder Judicial pudiese reconocer que en todo instante afirmé que era permitido hasta el momento en que en un instante dejó de serlo».

En relación con el proceso, apuntó que fue algo «tortuoso». «En mi caso solicité habilidades sicológicas y siquiátricas. Fueron concluyente, mas te tratan muy mal por el hecho de que estás horas contando lo mismo», lamentó.

En su declaración a lo largo de el juicio, Carrasco afirmó: «No soy un violador, la pura cuestión de la palabra me da vergüenza (…). Pude haber destratado a alguien, ser desconsiderado, mas de ahí a cometer un delito…no soy una persona violenta, no he recibido en mi vida una demanda por violencia y he convivido con 4 chicas».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.