Les proponemos una selección de los bares más lujosos en Ciudad de México -algunos dentro de lujosos hoteles- que se inclinan al diseño y al glamour, ideales para relajarse en pareja o con amigos.

Índice del Contenido

J BY JOSÉ ANDRÉS

Este nuevo y colorido bar y restaurante resultará atractivo para los amantes del vino que quieran conocer la robusta selección de productos producción  enológica mexicana y española.

Aunque el restaurante está amoblado con taburetes dorados y cortinas de terciopelo rojo, el bar es mucho más divertido. Antes de que caiga la noche, los comensales pueden animarse a tomar tequila con saltamontes (en México, “chapulines”) o incluso jugar un partido de metegol entre amigos.

FIFTY MILS

El Fifty Mils es el nuevo bar del hotel Four Seasons en México, el bastión de una reforma millonaria de la cadena hotelera.

Cuenta con seis metros de una sofisticada barra hecha de mármol y madera rodeada de muebles de terciopelo para combinar con un menú de cocktails clásico. Mica Rousseau es el mixólogo francés estrella del Fifty Mils, que define el estilo del bar como “contemporáneo y refinado”.

Ubicado en el jardín del hotel, se sirven manhattan y martinis al lado de una extensa lista de tequilas y mezcales premium. Algunos tragos posibles son un Luis XIV con Johnny Walker Gold, con amargos cítricos y té de manzanilla; el Bugs Bunny, con gin Tanqueray, jugo de zanahoria y tres chiles; o la interpretación de Rousseau de un clásico, el Inside Manhattan, con bourbon, vermouth y bíter Angostura.

En cuanto a los platos, son sencillos y divertidos y se pueden compartir. Las selecciones son presentadas de una manera minimalista y original.

MERCADO ROMA

No hay exclusividad en el Mercado Roma. Al ingresar, es probable que los visitantes del bar se sienten en una mesa colectiva con otros comensales. Se trata de un mercado de tres grandes cuartos de apariencia sobria.

El bar tiene una terraza con una barra enorme para tomar cerveza y tragos de autor. La vista desde allí es privilegiada. Y se ve “la Roma”, el famoso barrio gastronómico, uno de los más atractivos de la ciudad de México.

En el menú se pueden encontrar unos 200 tipos de mezcales diferentes. Y cabe decir que en este bar el mezcal se toma como cerveza.

KING COLE BAR

Este bar tiene un tono seductor e invita a los aficionados de los habanos a fumar en la terraza.

El trago por excelencia del King Cole es su especial “Sangrita Marias”, un Bloody Mary hecho con mezcal, sangrita y una pizca de puré de pimientos. Con una vista increíble del DF, la ambientación del bar está en sintonía con el lujoso hotel cinco estrellas que lo alberga: el St. Regis México, de la cadena Starwood.

JULES BASEMENT

Al singular Jules Basement se entra por la puerta de una heladera gigante y se baja por unas escaleras que llevan a un cuarto ambientado como una especie de inframundo maya moderno.

La decoración la completan unas pirámides en el techo y cráneos en el piso.

La mayoría de los tragos preparados en este bar son fuertes, como el “Elegante del Caribe”, un cocktail hecho de Ron Zacapa, Chivas Regal, chocolate amargo y bíter angostura. Se recomienda reservar, ya que este bar se convirtió en uno de los más populares de la ciudad.

M.N. ROY CLUB

Detrás de una fachada de rosa descascarado, en Roma está el boliche M.N. Roy Club.

Hace años, este edificio era la sede central del Partido Comunista mexicano. Pero hoy, no obstante, la entrada resulta bastante restringida.

En la puerta, una belleza llamada Zemmoa es famosa por ser la guardia de la soga de terciopelo, dejando entrar casi exclusivamente a las celebridades de moda, cine y negocios.