Pedro Pascal, el chileno que encarna a El Mandaloriano en la exitosa serie de Disney Plus The Mandalorian, se ha convertido en uno de los actores del momento y en uno de los rostros más populares por su aparición en series tan reconocidas como “Narcos” o “Juego de Tronos”

El protagonismo de Pascal en The Mandalorian ha quedado oscurecido, sin embargo, por la fulminante popularidad de Baby Yoda, la versión infantil del mítico personaje de la saga ‘Star Wars’, gran maestro de leyendas como Luke Skywalker.

Su imagen se ha convertido de la noche a la mañana en carne de memes, tuits y fotografías que inundan las redes sociales. No es difícil sospechar que el tirón del personaje generará en breve un tsunami de peluches, muñecos, tazas  y otros objetos de marketing aprovechando la inminencia de las fiestas navideñas.

Pedro Pascal rivaliza con Baby Yoda

Pedro Pascal
Pedro Pascal es uno de los actores televivisivos más importantes del momento.

Pascal se toma con filosofía esa pérdida de protagonismo he incluso respondió personalmente a un tuitero que se preguntaba de qué modo estaba afectando al chileno esta irrupción mediática del pequeño Yoda. “Me parece bien” dijo, sin más. Cortante y directo.

La serie liderada por Jon Favreau está siendo una de las grandes referencias televisivas de la temporada y confirma que el fenómeno de Star Wars goza de una excelente salud. En torno a The Mandalorian se observan los mismos grados de fanatismo y devoción que con la franquicia matriz, una de las más exitosas y rentables de toda la historia del cine. De momento ya se ha situado como la serie en streaming más vista en todo el mundo.

Según Parrot Analytics, que mide las expresiones de deseo (unidad de medida de TV bajo demanda), The Mandalorian tuvo 31.9 veces más demanda que el resto de series en Streaming, superando a Game of Thrones, The Crown y Stranger Things. Y esto ha ocurrido con tan solo tres capítulos y en una plataforma que todavía no es visible en todo el mundo, por lo que es aún más sorprendente que haya alcanzado esos números.

Muchos críticos consideran que Disney se arriesgó un poco al elegir a Pedro Pascal, un actor conocido por su encanto, como protagonista de The Mandalorian. La actuación de Pascal como Oberyn Martell en Juego de Tronos mostró el estilo y la intensidad que podía aportar a cualquier papel. Al entrar en The Mandalorian, algunos estaban preocupados si Pascal podría tener el mismo impacto atrapado detrás del casco característico de su personaje.

Artículo relacionado: Rosa Salazar, la primera cyborg latina de la historia, triunfa en “Alita: Battle Angel”

Pascal supera sus encantos

Pero como señala el crítico televisivo Isaiah De los Santos en Fansided, “es seguro decir que Pascal ha aprovechado la ocasión e inyectado personalidad en su personaje con cara de piedra”. No hay que olvidar que el rostro del chileno no aparece en la serie, lo que hace más meritorio su trabajo de dramatización y el impacto de sus registros, si quiera filtrados a través de los gestos, la declamaciones y el lenguaje corporal.

Quizá a estas alturas ya no queda nadie en el planeta que no sepa de qué va The Mandalorian. Pero es bueno recordar la trama, porque queda algún despistado. “Después de las historias de Jango y Boba Fett, otro guerrero emerge en el universo de Star Wars. The Mandalorian tiene lugar después de la caída del Imperio pero antes de la aparición de la Primera Orden. Seguimos las tribulaciones de un pistolero solitario en los confines de la galaxia, lejos de la autoridad de la Nueva República”, ha explicado el productor Jon Favreau en su cuenta de Instagram. Muchos han calificado ya a The Mandalorian como un western espacial.

Por lo tanto, se trata de una historia ambientada entre la primera primera trilogía de George Lucas (1977-1983) y la que ahora mismo está en cines lanzada por J.J. Abrams (2015-2019). Como referencia para intuir por donde irán los tiros, Favreau deja caer los nombres de Boba Fett y de su padre, también porque eran mandalorianos, un grupo cultural etnolingüístico predominantemente humano que se originó en el planeta Mandalore. Para que quede claro el parecido, sólo hay que ver la primera imagen compartida de la serie y el Boba Fett original.

Para el crítico Eduardo Marín, The Mandalorian es la serie del momento. La primera serie live action de Star Wars es una dosis semanal de acción y buenos personajes para los fans de la franquicia, en especial gracias a la aparición de cierto bebé que está robando corazones por todo internet. Pero alguien ha querido imaginar cómo luciría The Mandalorian si la hubiesen hecho en los 80, y el resultado es glorioso.