Comenzó la temporada taurina en la plaza de Toros de Santamaría y muchos aspectos pasan desapercibidos, por eso Voyalostoros se los cuenta.

LO QUE NO SE VIO

  • Desde el día sábado la Policía tomó control del área circundante a la plaza.
  • Muy temprano en la plaza se vio movimiento de aficionados y comunicadores.
  • La empresa restringió todos los accesos de comunicadores a la plaza.
  • Las medidas de seguridad fueron extremas, incluso, al interior del coso capitalino.
  • La plaza registró un aforo de tres cuartos.
  • A las 3:25 de la tarde un sacerdote acompañado de los empresarios elevaron una plegaria al cielo y Alberto Cediel en la propia boca de riego se arrodilló, miró al cielo y lanzó un par de palabras a su padre.
  • Pablo Moreno derramó lágrimas en el callejón, con la ilusión de que todo salga bien en la temporada.
  • En el paseíllo hay caballos percherones para el arrastre de los toros, no mulas como tradicionalmente fue.
  • Se estrenaron avisos para anunciar los toros, tanto al centro del ruedo como en las barreras, bonitos.
  • En el 1, Morante vistió de azul añil, oro y cabos blancos.
  • Con la capa Morante inició un concierto clásico de estética.
  • Morante brindó la lidia del primero a Pablo Moreno, representante de la empresa Casa Toreros.
  • Con la muleta hubo poco, el toro tomó por el camino de echar la cara arriba, tiquete para la espada de Morante. La espada con poca estética.
  • En el 2, Castella lució un terno de azul turquí, oro y detalles en blanco.
  • Con la capa buen inicio de faena del francés. Filigrana en los lances.
  • Buena vara de Rafael Torres, al 2.
  • Los tres banderilleros de Luis Miguel Castrillón lucieron ternos nazareno y azabache.
  • Con la muleta, Castella inició por estatuarios a milímetros y arrancó rápidamente las palmas.
  • En el 3, el colombiano Luis Miguel Castrillón llevó un traje corinto, oro y remates blancos.
  • Con la capa el torero de Medellín no dejó nada en la retina.
  • El tercero fue rebrincado a los engaños dejando muletazos con altos y bajos. No acabó de existir acople. El toro declinó por una cojera en su mano derecha.
  • La espada de Castrillón tampoco concurrió para un cierre armonioso.
  • Con el 4, Morante, frente a uno con poca fuerza, con la cara arriba y caminador.
  • Morante puso voluntad ante uno que no quería.
  • En el 5, Castella lanceó bien a uno que metió a la cabeza.
  • Dos buenas varas de Cayetano al 5.
  • Castella dirigió toda la lidia. Cuidó por encima de todo el astado.
  • Castella le brindó a Alex Benavides, a quien había regañado minutos antes.
  • La muleta inició rodilla en tierra. Mano baja, trazos largos. La faena fue de vibración, emoción y arte. Castella brilló desde el inicio y la espada le hurtó la puerta grande.
  • El francés dio la vuelta al ruedo y fue fuertemente ovacionado.
  • Con el 6, Castrillón, con la capa, se recreó por chicuelinas. Hubo empaque. Remató la vara con gaoneras.
  • Con rodilla en tierra el colombiano inició su faena.
  • Ya incorporado, Castrillón buscó la forma de ejecutar el buen toreo.
  • Hubo voluntad en el colombiano, pero no se acopló a los andares de Quindiano.

LO BUENO

  • Regresaron los toros a Bogotá.
  • Morante de la Puebla desde el primer lance recogió el cariño de todos los asistentes.
  • La capa de Castella en el primero.
  • La vara de Rafael Torres.
  • El 2 bravo, con poco de faltante de casta.
  • Las tandas fueron largas, templadas y suaves. Buena factura en los trazos.
  • Los tiempos del francés.
  • Los pares de banderillas de Jaime Devia tercero del festejo. Saludó desde el tercio.
  • La nobleza del 5. El recorrido y la estampa.
  • La estocada del 6 por parte de Luis Miguel Castrillón.

LO MALO

  • Los subalternos que estaban en la planilla pudieron entrar a la plaza en horas de la mañana para asistir al sorteo.
  • En el caso del Francés Castella, Álex Benavidez era el delegado para «meter» la mano en el sorteo y el caleño, ni siquiera lo dejaron entrar a la plaza.
  • La plaza no llenó el aforo.
  • El 1 de la tarde de más a menos, echando la cara arriba.
  • La capa de Castrillón no fue un buen comienzo.
  • Los tumbos al caballo que montaba Reinario Bulla.
  • El tercero con una manifiesta cojera no dejó redondear los deseos de Luis Miguel.
  • Es muy desagradable de ver en Castrillón la espada sin finales .
  • Las embestidas del 4. No hubo materia para lucir.
  • El 5 se arrancó de imprevisto al momento de la muerte.
  • La espada la robó las orejas a Castella.

LO FEO

  • Tener que llegar temerosos a la plaza por las declaraciones dadas en su momento por la señora alcaldesa Claudia López, referentes a la disminución de las medidas de seguridad en torno a la plaza.
  • La empresa se tomó la libertad de impedir el libre ingreso de la prensa a los corrales para el sorteo. El delegado de la empresa, el señor Anuar, nos informó que las boletas para ingresar al sorteo ya estaban repartidas. ¿A quién le tenemos que pedir la asistencia para cubrir el evento?
  • Las banderillas de El Lili, en el primer toro.
  • Los pitos de algunos aficionados que no entendían que con un toro malo Morante no se pone con aguas tibias.
  • La espada no ayudó a despenarse rápido de Cardenal. El descabello fue eterno.
  • Los gritos de cachondeo del público, cuando el subalterno de Morante lanceo al toro con el que el español no encontró materia.
  • Luego de la faena de Castella al 5, a Castrillón le costó conectar con el público.

EL DOMINGO

Para el próximo domingo en el coso de la calle 26 un cartel de banderilleros, conformado por Sebastián Vargas, Manuel Escribano y Jesús Enrique Colombo, con toros de El Manzanal.